La vigorexia en la musculación

Vigorexia, muchos han oído hablar de ella, pero pocos saben realmente qué es. Se podría asimilar a la anorexia porque en parte se parecen y por otra son muy diferentes. Por una lado, los anoréxicos están preocupados por su aspecto físico y por perder peso, mientras que en la vigorexia luchan por desarrollar sus músculos todo lo que pueden hasta convertirlo en una obsesión.

La vigorexia, como enfermedad, es relativamente joven o se ha detectado hace poco. Es tan peligrosa como la anorexia. Las personas vigoréxicas se ven a ellas mismas como personas débiles, de ahí su esfuerzo por desarrollar constantemente sus músculos o, al menos, intentarlo.

f50

Uno de los principales problemas de tener esta enfermedad es que llega un momento en el que no podemos desarrollar nuestros músculos sin tomar medidas ilegales o poco saludables. En ese momento, en el que se deciden consumir anabolizantes o esteroides para progresar, damos un gran paso hacia la vigorexia.

A medida que se ha ido generalizando la práctica de la musculación, el número de vigoréxicos ha aumentado considerablemente. Hoy en día, es mucho más fácil conseguir sustancias ilegales que tienen que ver con el mundo del deporte, es uno de los factores que ha propiciado el aumento de los afectados.

He hablado sobre la vigorexia en la musculación pero, lo cierto, es que cualquier persona que practique un deporte que le ayude a mejorar su imagen puede caer en esta enfermedad. Las personas que padecen esta enfermedad, normalmente, han seguido las mismas directrices: primero, intentan entrenar todo lo posible, y segundo, se ponen dietas muy estrictas. Se suele dar más en hombres que en las mujeres.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*