La pildora que estabamos esperando

Son muchos los casos sucedidos en los que por cualquier motivo ajeno a la pareja el método anticonceptivo falla y se tiene el miedo de que la mujer pueda quedar embarazada. Suelen decir que en estos tiempos quien se queda embarazada es porque quiere ya que existen un montón de remedios eficaces que pueden evitar que eso ocurra en un porcentaje muy alto, lo que ocurre es que este tipo de métodos también suelen fallar y aunque no sea a menudo siempre es bueno estar pendiente y ver si puede fallar. Es verdad que los que los vemos desde fuera o a los que nunca les ha pasado ven como muy difícil que el preservativo se pueda llegar a romper, sin saber que es posible que suceda, que es verdad que para ello es importante llevar a cabo muy bien su utilización, y tratarlo de una forma delicada para que no pueda llegar a romperse. Por ejemplo los preservativos no duran en la cartera una eternidad, no podemos pretender utilizar uno que compramos cuando estábamos en la universidad entre otras cosas porque con el paso del tiempo el preservativo se reseca, se vuelve frágil y quebradizo, por lo que se corre el riesgo de que se pueda romper con una mayor facilidad, es por ello que se debe estar muy pendiente a la hora de utilizar los que tenemos guardados ya que a pesar de estar en su caja y envoltorio nos pueden llevar a tener que hacer uso de de la web pildoradeldiadespues.es.

Lo mismo ocurre a la hora de manipularlos, muchas veces no es una cuestión de que el preservativo se encuentre en mal estado, sino de que nosotros lo hayamos manipulado mal, el dejarnos llevar por la pasión puede hacer que rasguemos el envoltorio con los dientes lo que puede desencadenar una rotura del condón, o rasgarlo con las uñas y romperlo sin darnos cuenta, incluso si el envoltorio está duro hacer uso de unas tijeras que lo romperán a la primera de cambio, sin duda se trata de ciertas recomendaciones que se deben tener para no tener que hacer uso de la píldora del día después. Que aunque es verdad que se trata de una píldora que estábamos esperando se suele decir que las cosas bien hechas bien parecen, por lo que pensemos en hacerlas bien antes de que tengamos que lamentar un mal mayor.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*